SALVADOS POR JOBS (Jóvenes “ON” Bachiller Salesianas)

A nadie se le escapa que, esta crisis provocada por el coronavirus nos ha cogido a la mayoría desprevenidos. No imaginábamos que, en pocos días, nuestro mundo iba a cambiar de manera tan drástica. Como no podía ser de otra manera, la educación ha sido de los sectores que más radical y velozmente ha tenido que adaptarse.

Es innegable el esfuerzo que el profesorado de todas las etapas está desarrollando desde sus casas para que nuestros alumnos no pierdan el ritmo ni el curso escolar. Pero también es cierto que las realidades de cada nivel y, sobre todo de cada casa, son muy diferentes.

Hace ya tres cursos que, nuestro bachillerato apostó por el PROYECTO JOBS consistente en un cambio metodológico radical, incorporando los iPads de Apple a las clases. Fue una apuesta arriesgada y costosa, desarrollada mano a mano con GoldenMac Educación y que supuso, además la adaptación de nuestras instalaciones, por no decir lo que suponía de cambio absoluto en el sistema de enseñanza-aprendizaje. Destacable fue la respuesta unánime del claustro que acogió, no sin cierto temor, pero con mucha ilusión la propuesta desde el comienzo.

Pues bien. Tres años después, podemos calificar el proyecto como de éxito sin paliativos. Y precisamente la certificación de dicho éxito la podemos comprobar por lo que ha ocurrido en esta crisis.

Desde el principio de la suspensión obligatoria de asistencia a clase, los profesores se pusieron manos a la obra para implementar el uso de las plataformas digitales que permitían la conexión con sus alumnos. Se instalaron en los iPads (desde el primer día) las apps necesarias y se comenzó a trabajar respetando el horario normal de clases.

A día de hoy, nuestros alumnos de bachillerato asisten a clases virtuales todos los días en horario normal de 8 a 14, 30. Se pasa lista, se explican contenidos, se interactúa por videoconferencia e incluso hay encuentros con algunos profesores durante el recreo para hablar de manera más distendida y hacer realidad -de manera virtual también- nuestro acompañamiento Salesiano.

Desde aquí nuestra más sincera felicitación al equipo de profesores que ha sabido adaptarse de manera tan rápida y efectiva, y al grupo de alumnos que está respondiendo con diligencia y entusiasmo, y que incluso llegan a comentar que las mañanas se les están haciendo muy cortas.

Jobs nos ha salvado, académicamente hablando, por supuesto. Ahora solo nos queda rezar para que otros genios encuentren el remedio contra esta terrible pandemia cuanto antes.

Y como educadores salesianos, seguimos ampliando la mirada de fe y esperanza con la seguridad de que D. Bosco y M. Mazzarello siguen cuidando de nuestro colegio, y por tanto de todos los que en él damos vida, y María Auxiliadora nos lleva de su mano

 

#quédate en casa. Nosotros te formamos