Que suene la música

En el Congreso Nacional ESCUELAS SALESIANAS que se organizó el mes de febrero de 2015, se planteó la importancia de seguir reflexionando juntos, haciendo camino común, respetando la autonomía propia de cada Inspectoría.

En el Congreso se habían marcado una serie de líneas de fuerza para el desarrollo de nuestras escuelas y para la innovación metodológica, pero era necesario seguir profundizando, dar ideas e instrumentos que ayudaran a avanzar en la práctica educativa.

De ahí surgió el documento, “Que suene la música”, a partir del cual,  los equipos inspectoriales podrían diseñar sus procesos de innovación y apoyo a los colegios. Los contenidos giran alrededor de dos ejes:

  • El qué: en qué hay que cambiar, qué aspectos se han de revisar y quizá reformular. Qué tipo de escuela queremos conseguir…
  • El cómo: cómo ir actualizándose, posible pasos a dar, fases, acciones que hay que acometer para avanzar en el buen camino innovador…

Se trata de ofrecer pautas y a la vez propuestas o ejemplos de instrumentos que nos ayuden a hacerlo. El trabajo es interesante e importante para que en nuestras escuelas se viva una cultura de actualización constante y trabajemos en red para que seamos realmente escuelas del siglo XXI, pero escuelas salesianas.

Todos sabemos que nuestros colegios nacieron de un sueño; el sueño de un niño de 9 años. Hoy, doscientos años después, las Escuelas Salesianas del siglo XXI estamos viviendo un nuevo sueño; el sueño de seguir sirviendo a la juventud de este siglo. Para que descubran el sentido de su vida y se autorrealicen. Para que vivan plenamente en el mundo que les ha tocado vivir y lo mejoren. Para…

Retazos de este sueño rondaban por nuestras cabezas como esos retazos de melodía que asaltan constantemente al músico, esperando hacerse canción o sonata o sinfonía…

En el Congreso de Escuelas, con ocasión del Bicentenario, escuchamos algunos de ellos. Compases sueltos, melodías de acá y de allá, pero que compartían el tono, la cadencia, la tonalidad…

Todo ello es lo que ha alimentado el documento que nos guía y que nos asegura que nuestra esencia se mantenga y a la vez se nutra de los nuevos retos que plantea la sociedad actual.

(Extracto de la presentación del documento “Que Suene la Música” redactada por D.Ángel Astorgano. Coordinador Nacional de Escuelas Salesianas)