Final del trimestre, diciembre…

Final del trimestre, diciembre… todos estábamos finalizando una etapa, un trimestre pero los alumnos de 2º de C F de enfermería terminaban algo más, su periodo de prácticas en Hospitales y Clínicas dentales. Estas son algunas de sus experiencias y experiencias…

Hay que tener en cuenta que tuve la opción de pedir la convalidación total de la FCT. Sin embargo, siempre tuve claro que quise hacer la parte concerniente a los hospitales. A día de hoy puedo decir que estoy satisfecho, pues creo que he completado el último eslabón en el mundo de la sanidad. Me ha servido para llevar a la práctica los fundamentos y protocolos teóricos en las funciones diarias del TCAE. Así, he podido comprobar cuales se realizaban con exactitud y los que necesitaban ser actualizados. Me he dado cuenta de la importancia en el cumplimiento de una sepsis estricta y protocolaria, sobre todo cuando tratábamos con pacientes en aislamiento. También he podido comprobar la crudeza de un hospital en su realidad diaria, de cómo afloran los sentimientos en los momentos delicados, y de ver lo mejor y peor del ser humano.

Desde el primer momento que entre por la puerta de la UCI, me sentí en mi sitio, los compañeros tanto auxiliar como enfermeros me acogieron como una más en todo momento, si es verdad que al principio estaba un poco cortada ya que era la primera vez que iba a exponer todo lo que había aprendido años atrás. Los primero días me enseñaron donde estaba cada cosa de qué manera que colocaba, me explicaban como hayas los vales, para los estupefacientes, la manera que se pedía farmacia almacén, También me han enseñaron a como montar un BOX, al principio lo hacía con ellos, pero cuando me vieron que me solté que podía hacer yo las cosas por sí sola, me dejaron hacerlo por mi sola, también cuando los enfermos necesitaban ayuda del auxiliar me decían que fuera yo ayudar, también he visto cosas que me han sorprendido muchísimos, como cuando ponían las vías centrales, o cuando intubaban a los pacientes, ver cosas que solo las había visto en los libros, y que ahora tenía la oportunidad de verlo en persona me ha gustado muchísimo.

Para mí después de esto se cierra una etapa, ha sido una de las mejores, me han ayudado a llevar a cabo todos los conocimientos estudiados, a tratar con las personas que realmente necesitan de tu ayuda y apoyo. A pesar de que en algunas ocasiones es muy duro, es duro ver como una persona se está consumiendo por su propia enfermedad, ver como sufre una familia, escuchar como dicen que no quieren que sufra, verlos llorar y tener la conciencia de que has aportado todo lo que podías en esa persona, que has hecho esfuerzos por ellos pero que ya no se puede hacer más.
Para mí a pesar de todo lo más bonito de esta profesión es entrar en una habitación y que sientas que te necesitan, que necesitan una sonrisa, un punto de apoyo y que tú misma se lo puedes dar. Sin duda alguna creo que he escogido el mejor camino y estas prácticas me han servido para darme cuenta de lo importante que somos en nuestro puesto de trabajo.

Pienso que he aprendido mucho en el tiempo que llevo de prácticas en el hospital, ya que he puesto en práctica todo lo aprendido.
Me ha servido para darme cuenta que es lo que quiero estudiar en un futuro.
Me ha encantado ayudar a los pacientes y me ha gustado mucho el cariño que me han transmitido.
Volvería a repetir las prácticas desde el primer momento para disfrutar de nuevo todo lo que he vivido en el hospital.
Las prácticas me han servido para darme cuenta de que nada es como parece, que de los errores se aprende, que no debemos de rendirnos y que la paciencia es la clave del éxito.

Siempre he tenido una mano a la que sostenerme en todo momento, pocas veces he necesitado ayuda de alguien para resolver cualquier duda.
En resumidas cuentas, ha sido una experiencia única que siempre tendré en el recuerdo.

He aprendido el cómo ingresar, monitorizar y admitir el paciente en el ordenador; añadir las constantes e informar de si el paciente es alérgico a algún medicamento o relajante.
Los dos primero días de UCI pienso que no pude desarrollar mis competencias al 100%, por algo de temor a no hacerlo bien, pero a medida que iba pasando el tiempo me iba soltando cada vez más, hasta llegar al punto de encargarme de alguna zona o deber, como por ejemplo el anotar la orina horariamente tanto en grafica como en el ordenador, tomar la temperatura, cambiar la bolsa de orina, etc.
Realmente me ha gustado la experiencia, y ojala en un futuro pueda estar allí
trabajando.

Desde el primer momento he sido una más, y han contado conmigo para todo, han confiado en mi desde el primer día hasta el último y me han dado muchas oportunidades de poder aprender cosas que nunca a lo mejor hubiera sido capaz. Ha cambiado muchísimo mi actitud desde los primeros días que no tenia la seguridad ni la soltura de poder hacerlo por mi sola y poco a poco me han ensañado a valerme por mi sola y sin miedo a equivocarme, sabiendo siempre que de los errores se aprenden. No he dudado nunca en preguntar siempre mis dudas, he preguntado todo aquellos que no sabia. Me han enseñado que ante momentos de mucho trabajo y de agobio siempre hay que sonreír, porque la persona enferma nos necesita.

He aprendido a ponerme en el lugar del enfermo, porque ellos necesitan de nuestros cuidados y nosotros siempre aprendemos algo nuevo de todos.

En mis prácticas he aprendido muchas cosas sobre como actuar y como desarrollarme
en un puesto de trabajo según lo que he estudiado.

De mi paso por este hospital me llevo una experiencia maravillosa he disfrutado con cada una de las cosas que he realizado y sobre todo, lo que he aprendido y crecido como persona, ya que no es lo mismo lo que se estudia como lo que se hace en la realidad.

Estuve un mes y medio en urgencia, alli vi muchas cosas y todo muy variado, aprendí a hacer electrocardiogramas, tambien me enseñaron a hacer curas…

Las enfermeras y Técnicos de enfermería que me han tocado han sido todas muy buenas y me han enseñado mucho.

Las destrezas adquiridas durante el periodo de prácticas han sido la capacidad de síntesis de información, adquirida durante el año escolar

Esta experiencia para mí ha sido única y llena de aprendizajes.
Todo no ha sido de color rosa, si ha habido momentos bonitos, tanto con los pacientes como con el personal de enfermería.

Conocer a personas que comparten tu misma vocación ha sido maravilloso, y sobre todo que te ayuden y enseñen para que en un futuro seas una brillante auxiliar de enfermería.