Hogares Don Bosco

Los Salesianos Cooperadores dieron vida al “Movimiento de Hogares Don Bosco” en 1965, como consecuencia de una campaña realizada a favor de la familia.

Los primeros destinatarios de HDB fueron los matrimonios pertenecientes a la Asociación de SS.CC. Se trataba de favorecer la formación matrimonial de los mismos dentro de la Asociación. Más tarde, esta positiva experiencia fue compartida por otros matrimonios cristianos que no pertenecían a la Asociación de Cooperadores.

Hoy, el movimiento acoge a todos los matrimonios que, aceptando libremente el espíritu del mismo y respetando sus normas y orientaciones, quieren hacer un camino serio de crecimiento humano y cristiano.

Uno de los campos de misión de los Salesianos Cooperadores son los HDB, a los que comunican su espíritu, promoviendo, al mismo tiempo su difusión. Son también sus animadores y responsables en la Iglesia.

Los HDB somos un movimiento eclesial de matrimonio y apostolado familiar. Se sitúan en el marco del Movimiento Salesiano, y desde el carisma de Don Bosco, en comunión con los demás grupos de la Familia Salesiana y con especial vinculación con la Asociación de Salesianos Cooperadores.

Adoptan el nombre de Hogares por su especial referencia a la familia, y tienen como titular a San Juan Bosco para expresar el seguimiento de Cristo, está inspirado en el espíritu evangélico del Santo.

Cuidan la formación humana, cristiana, y salesiana de sus miembros, para que se realicen en plenitud como personas, esposos y educadores de sus hijos.

Favorecen a cada una de nuestras familias para que lleguen a ser auténticas iglesias domésticas, donde se ofrezca a todos sus miembros la posibilidad de crecer continuamente en el amor a Dios y al prójimo.

Propician un compromiso serio de sus miembros, en la construcción de la comunidad eclesial y humana.

Impulsan una pastoral familiar que desarrolle programas de servicio y ayuda a la familia en general, en colaboración con la Iglesia local dentro de la Familia Salesiana.